fbpx

Blog Sevitia

Resolver dudas sobre la herencia

7 preguntas resueltas sobre la herencia

Resolver dudas sobre la herencia

Tener dudas sobre la herencia es muy habitual, y un tema profundo que genera muchas incógnitas. Es un tema complejo debido a que se caracterizan por sus amplias posibilidades, incluso dependiendo del lugar donde residamos. En esta publicación queremos resolver algunas de las dudas sobre la herencia más frecuentes.

¿Cómo sé si el difunto ha hecho testamento?

Para saber si existe testamento los herederos deben solicitar el Certificado de Defunción en el Registro Civil y dirigirse al Registro de Actos de Últimas Voluntades del Ministerio de Justicia. Pedir un certificado en el que se acredite si la persona fallecida realizó o no testamento. En el Registro figurará este dato, así como en qué fecha se realizó y ante qué notaría se hizo.

¿Qué ocurre en el supuesto de que no haya testamento?

En ese caso se abre la sucesión intestada. Recibirán la herencia los herederos forzosos en el orden que establece la ley. Si no los hubiera, los familiares más cercanos y en caso de no haberlos hereda el Estado.

¿Puedo heredar solo los bienes y no las deudas?

No. Nadie está obligado a aceptar una herencia que tenga deudas. Sin embargo, si se rechaza la herencia, el heredero no solo renuncia a las obligaciones legales sino también a los bienes que pudieran incrementar su patrimonio.

¿Puede uno de los cónyuges otorgar testamento sin el conocimiento del otro?

Sí. Cualquier persona puede otorgar testamento en la forma que desee sin tener que comunicárselo a su cónyuge.

¿Cómo se divide una herencia?

Como norma general, y aunque existen excepciones en los derechos forales de algunas Comunidades Autónomas, la herencia se divide en tres partes:

La primera es el tercio de legítima, que se reparte entre los hijos a partes iguales. Si alguno de ellos ha fallecido, heredan sus descendientes por derecho de representación.

La segunda parte es el tercio de mejora, que se debe repartir también entre hijos y descendientes, pero no necesariamente a partes iguales. Se puede beneficiar a unos hijos frente a otros.

El último tercio es el de libre disposición, que puede dejarse a quien se quiera sin necesidad de ser familia.

¿Qué es la partición de la herencia?

La partición de la herencia es el reparto de los bienes del fallecido entre los herederos en proporción a la cuota que le corresponda a cada uno. La partición deberá hacerse una vez que se ha acreditado con el testamento o con la declaración de herederos quiénes son las personas con derecho a la herencia y una vez que dichas personas hayan aceptado.

Se debe tener en cuenta que la herencia está formada tanto por los bienes y derechos del difunto como por sus deudas, y que éstas se transmiten a los herederos al igual que los bienes. Por tanto, en la partición deberán inventariarse tanto los bienes como las deudas del fallecido.

¿Estoy obligado a aceptar una herencia?

No. La Ley suele atribuir a los futuros herederos diversas opciones, entre ellas:

  • Aceptar o renunciar a la herencia. Esto puede ocurrir en el caso de que las deudas sean superiores al activo.
  • Aceptarla a beneficio de inventario. Si hay deudas solo se responde con los bienes a heredar, y no con los propios ni presentes ni futuros.
  • Disponer de la misma por actos mortis causa o inter vivos previo a haber tenido acceso a la herencia. Es decir, se puede disponer de la herencia haya fallecido o no el causante, lo que se denomina una donación en vida, mediante el traspaso de la titularidad al derecho de una persona a otra.

De lo anterior se deduce que solo al aceptar la herencia, el sucesor se convierte en heredero de pleno derecho.

¿Tienes más dudas sobre la herencia?

Si tienes más dudas sobre la herencia que te preocupan, puedes contactar con nuestros especialistas en derecho sucesorio. Puedes visitar antes nuestra sección de abogados de herencias para encontrar más información.

¿Tienes ya preparada la
Declaración de la Renta de 2021?

Realizamos todo el proceso en 3 sencillos pasos,
sin que tengas que desplazarte, online o por teléfono

Desde 45€