fbpx

Qué puedes desgravarte cuando eres autónomo

Qué desgravarte cuando eres autónomo

Qué puedes desgravarte cuando eres autónomo

Qué desgravarte cuando eres autónomo

Una de las preguntas más habituales que se hacen todos los autónomos y que vamos a responder con el presente artículo, es la diferencia dentro de los gastos como autónomo cuáles son deducibles en IVA e IRPF y cuáles no.

Según la normativa aplicable, sólo serían deducibles aquellos gastos necesarios y relacionados con el desarrollo de nuestra actividad, por ello en función del tipo de actividad podremos incluir unos gastos u otros.

Como determina la ley del IVA, uno de los requisitos fundamentales para poder deducir dichos gastos, es que los mismos tienen que venir registrados por medio de copia de ticket (según los casos) y por medio de factura (conteniendo todos sus elementos). Podéis encontrar más información de carácter oficial sobre el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) desde este enlace.

Gastos comunes del trabajador autónomo

A continuación, a modo de ejemplo vamos a enumerar alguno de los gastos más comunes que nos podemos desgravar como autónomo, permitiendo de esta manera reducir la carga fiscal trimestral y anual a la que están sujetas los trabajadores autónomos:

  • Material de oficina: Es un espectro muy amplio, en el que podemos incluir todo lo que necesites para desarrollar tu negocio, ya sean libretas, bolígrafos, carpetas, ordenadores, teléfonos móviles, impresoras. Para ello, deberás guardar la factura como comprobante de la compra de dichos materiales.
  • Publicidad: Aquí podemos incluir tarjetas de visitas, diseño de páginas web, dominio, publicidad digital, cartelería, anuncios en prensa y radio.
  • Desplazamientos y movilidad: En este apartado de gastos encontramos los derivados de movilidad por trabajo como son gasolina, dietas por comidas y alojamiento, se podría incluir compra de vehículos (siempre y cuando realices una actividad relacionada con el transporte), billetes de avión, tren, autobús.
  • Suministros: en el caso de tener una oficina como centro de negocio serían deducibles todos los gastos de suministros como son luz, gas, alquiler de oficina, internet, teléfono, comunidad, etc.

En el caso de trabajar desde casa, serían igualmente deducibles dichos suministros, aunque en un porcentaje inferior que habría que ver según cada caso en concreto.

  • Software de gestión y demás programas necesarios para el desarrollo de la actividad.
  • Servicios de gestoría o profesionales externos para la realización de nuestra profesión.
  • Gastos deducibles únicamente en IRPF:
    • Cuota de autónomos.
    • Formación: gastos de formación recibida por el trabajador autónomo.
    • Si tienes trabajadores contratados, tanto el salario como las cotizaciones a la Seg. Social son deducibles.
    • Seguros privados de salud.

Todos estos gastos podrás deducirlos solo cuando tengas guardados todos los justificantes, es decir, tickets y facturas para poder presentarlos, en caso de inspección o requerimiento, con la obligación de guardarlos durante un período de al menos cuatro años desde su recepción.

Para cualquier tipo de duda, puedes consultar a nuestra Gestoría para autónomos en Sevilla.