fbpx

Blog Sevitia

Guía del emprendimiento. Capítulo 2.

TRABAJADOR AUTÓNOMO

En este segundo capítulo de nuestra sección de blog dedicada al emprendimiento, vamos a tratar los aspectos esenciales a tener en cuenta en el inicio de la actividad como trabajador autónomo en Sevilla, o en cualquier parte de España.

En el caso de optar por iniciar tu actividad empresarial como trabajador autónomo es necesario que tengas un certificado digital en vigor emitido por la fábrica nacional de moneda y timbre, para poder operar con las diferentes administraciones públicas tanto en la Seguridad Social y Hacienda.

Una vez que eres titular de un certificado digital válido y en vigor hay que proceder a darse de alta como empresario:

1º En Hacienda, a través del modelo 036 o bien por medio del modelo 037; en el mismo debe fijarse que:

  • Tipo de actividad vamos a desarrollar.

 

  • Régimen para determinar los rendimientos de actividad económica si es por medio del sistema de estimación directa simplificada o bien por estimación objetiva o módulos.

 

  • Régimen de IVA aplicable, que puede ser régimen general o recargo de equivalencia, en función del tipo de actividad que realizaremos, como veremos en futuras entregas.

 

  • Lugar del desarrollo de la actividad, si es tu domicilio, debemos determinar qué número de metros cuadrados son destinados a dicha actividad.

 

2º En Seguridad Social, como trabajador autónomo, realizando el alta por medio de la sede electrónica de la seguridad social o bien acudiendo una gestoría para realizar dicho trámite por medio del sistema red.

 

En dicha alta en la seguridad social debemos tener en cuenta, la recientemente aprobada Ley 20/2007, de 11 de julio, del Estatuto del trabajo autónomo, a la hora de aprovechar las bonificaciones de las que puedes beneficiarte en el abono de tu cuota mensual, de acuerdo con el artículo 31 de la mencionada Ley.

 

https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-2007-13409

 

También debemos tener en cuenta la base de cotización elegida, sobre todo de cara a una futura posible jubilación, observando las bases mínimas y máximas de cotización y la cuota que corresponde a cada base.

 

Cuando tengamos realizados dichos trámites previos al inicio de la actividad, hay que advertir las principales obligaciones fiscales y contables de los trabajadores autónomos, que son:

 

  • Presentación de impuestos trimestrales:

 

  • Modelo 303 (IVA)
  • Modelo 130 (IRPF estimación directa)
  • Modelo 115 (Retenciones alquiler)
  • Modelo 111 (Retenciones trabajadores).
  • Modelo 131 (IRPF estimación objetiva).

 

  • Presentación impuestos anuales:

 

  • Modelo 390
  • Modelo 100
  • Modelo 190
  • Modelo 180
  • Modelo 347

 

  • Tener al día y actualizado un libro de facturas emitidas y recibidas, no es necesario presentación de cuentas anuales.

 

Si tienes claro a qué quieres dedicarte, no lo dudes, contacta con nuestro equipo de especialistas de nuestra sede en Sevilla y recibirás información detallada y personalizada de todo lo que necesites para tu proyecto empresarial.