fbpx

Hipoteca o escritura de compraventa,
¿qué firmar primero?

Firmar primero la escritura de compraventa o la hipoteca

¿He de firmar primero la escritura de compraventa o la hipoteca?

Firmar primero la escritura de compraventa o la hipoteca

¡Enhorabuena! Si has entrado a leer este artículo es porque tienes pensado adquirir tu primera vivienda o bien eres una persona curiosa que quiere aprender sobre compraventa. Al hacernos esta pregunta lo primero que nos viene a la cabeza es: ¿Qué fue antes el huevo o la gallina?

Pues te voy a decir que esta pregunta puede ser un poco más compleja. Porque si no tienes dinero no puedes comprar, pero si no puedes comprar no puedes pedir una hipoteca y, por tanto, no puedes tener hipoteca si no eres propietario y no has comprado previamente.

En un momento del negocio jurídico todo es etéreo. Esto es entre la firma de la compraventa y la escritura de la hipoteca. Pero vayamos paso a paso para entender un poco mejor este proceso.

Firma de la compraventa o hipoteca

Antes de firmar el préstamo hay que firmar la escritura pública de compraventa. Hay que abonar ambas ante notario y se encarga de ello el comprador. Es por ello por lo que el comprador es el encargado de elegir la notaria. El precio del notario está marcado por ley y todos cobran lo mismo por los mismos servicios. Está regulado en el Arancel de los Notarios, Real Decreto 146/1989. Sobre estos aranceles se puede aplicar un descuento de un 10%. Aproximadamente una vivienda de 100.000€ los gastos ascenderán a 850€.

El siguiente paso es liquidar los impuestos. Si estamos ante una vivienda nueva habrá que abonar el IVA al promotor. Él será el encargado de abonarlo a la Agencia Tributaria. En el caso de viviendas de segunda mano, lo que hay que abonar es el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales que suele variar entre un 8% y un 10% según cada CC.AA.

Existen ventajas fiscales para familias numerosas y jóvenes que adquieren viviendas de protección oficial. El plazo para abonar este impuesto es de 30 días. El ITP y el IVA son incompatibles. Si se abona uno no se abona el otro. El IVA grava el intercambio con una empresa o profesional. El ITP grava las transmisiones entre particulares.

Otro impuesto no menos importante es el Catastro. Tiene un plazo de inscripción de dos meses desde la firma de la escritura. Hay que rellenar un formulario con los datos del vendedor y del comprador y acompañarlo de una copia simple de la escritura de compraventa.

Quién inscribe la vivienda en el Registro Público

Abonados los impuestos y con las escrituras en la mano, el siguiente paso es inscribir la vivienda en el Registro Público. Los puede inscribir el notario, una gestoría o tú mismo. La documentación para inscribirlo consta de la escritura pública, el justificante de presentación de la plusvalía y el justificante del impuesto de transmisiones patrimoniales. Entregados estos documentos y abonado el registro ya figuras de cara a terceros como propietario. Esto te protege frente a acreedores del vendedor, así como de cargas ocultas que pudiera tener el inmueble.

Como cada firma de escritura es distinta una de otra debido a las peculiaridades que tienen es importante reseñar que en la firma se debe prestar especial atención a los documentos que se tienen delante. Tanto la compraventa como la hipoteca es un tema delicado y no querrás estar vinculado a un contrato de muchos años en el que no has leído y comprendido perfectamente cada punto.

No olvides visitar nuestro servicio de compraventa desde este enlace.