fbpx

Con quién se queda una mascota en caso de divorcio

Con quién se queda una mascota en caso de divorcio

Con quién se queda una mascota en caso de divorcio

Custodia de mascotas, con quién se queda en caso de divorcio

La custodia de mascotas es una cuestión sorprendente, pero a la vez de gran actualidad; como todo en el mundo del derecho este se va adaptando a las nuevas realidades. Hoy en día mascotas y divorcio son palabras compatibles.

El Código Civil se verá inmerso próximamente en cambios para reconocer que los animales de compañía son seres sensibles y que además tendrán varias opciones de custodia.

Custodia de mascotas, qué tipos existen

  1. Acreditar la propiedad de la mascota. Si se hizo antes del matrimonio la adquisición de esa mascota, esa persona es su dueño legal y la otra persona no puede optar a ninguna custodia.
  2. Adquisición de la mascota se hace constante matrimonio, dentro del matrimonio, pero existe separación de bienes, el dueño será por tanto quien haya adoptado o costeado la mayoría de sus gastos, certificados de adopción, cartillas de vacunación, gastos veterinarios.
  3. Adquisición de la mascota dentro del matrimonio, sin separación de bienes, es decir, con sociedad de gananciales. Divorcio mutuo acuerdo, custodia se elige en función de acuerdo, cabe que sea asignada a uno de los cónyuges o compartida. En caso de no llegar acuerdo será un juzgado quien decida sobre el tipo de custodia sobre la mascota. Al respecto, si el juez otorga custodia única por comprobar que uno de los cónyuges no puede mantener al perro, incluye aparte indemnización para la persona que pierde el derecho de disfrutar de la mascota.

Custodia compartida de una mascota

Nos hacemos eco en esta entrada de blog de la reciente e importante Sentencia del Juzgado de Primera Instancia nº 9 de Valladolid de fecha 27 de mayo de 2019 sobre la custodia del perro “Cachas”. Destacamos de la meritada Sentencia:

  1. Declara la copropiedad de un perro.
  2. Derecho a disfrutar de la mascota en periodos alternativos de seis meses cada año.
  3. Los animales no son cosas, sino seres dotados de sensibilidad.
  4. Se acredita que ambos son propietarios del perro, aun pesar de que está inscrito sólo a nombre del dueño en el registro administrativo.
  5. El perro “Cachas” estará con su dueño desde el 1 de septiembre de 2019 hasta el 1 de marzo del 2020 en Alicante. Desde el 2 de marzo del 2020 hasta el 1 de septiembre de 2020 en Valladolid con su dueña. Así alternativamente.
  6. Se deja opción a los dueños que durante el tiempo en que no estén con el perro, pasar un finde de semana al mes previa comunicación al dueño con el que esté “Cachas”. Comunicación que deberá hacer con una semana de antelación.
  7. Los gastos de atención sanitaria, veterinario, vacunas y otros extraordinarios serán sufragados al 50% entre los 2 propietarios, previa justificación documental de los mismos. Los relativos a comida/peluquería, cada parte asumirá los mismos durante su periodo de posesión.

El Juez resuelve, como hemos mencionado anteriormente en los 7 puntos, se basa su decisión conforme al artículo 3 del Código Civil que establece que las normas se interpretarán con la realidad social del tiempo en que han de ser aplicadas y considera al perro como ser de especial sensibilidad, con plena eficacia jurídica según se reconoce por la legislación europea, artículo 13 del TUFE, y a pesar de falta de leyes que no reconozcan esta nueva realidad.

Podemos concluir que los criterios a valorar para la custodia de mascotas son:

  • Vínculos.
  • Una vivienda adecuada para el bienestar.
  • La disponibilidad de tiempo.
  • Economía de cada uno de los cónyuges.
  • Relación de afectividad.
  • El propietario en todo momento tiene que velar por su bienestar y evitar el maltrato o abandono.

La última noticia al respecto fue en abril de este año 2021. Os dejamos enlace web de esta noticia publicada hace apenas unos días: leer noticia en la web de Animal’s Health.

Si tienes alguna duda más sobre la custodia de mascotas, no dudes en contactar con nosotros.