fbpx

Sobre las cláusulas en las escrituras de compraventa

Escrituras de compraventa

Cláusulas adicionales en la escritura de compraventa

Escrituras de compraventa

Entendemos la escritura de compraventa pública como un contrato entre dos partes de carácter público que se otorga ante notario y cuyos principios esenciales son la autenticidad, se presupone que es cierto. La ejecutoriedad, se lleva a cabo sin más pruebas y de legalidad, porque se realiza conforme a las leyes vigentes. Es, por tanto, un documento no obligatorio que otorga seguridad jurídica frente a terceros y de garantía entre las partes firmantes.

Es muy importante en este acto la figura del Notario. Se encarga de dotar a la escritura de compraventa de transparencia, seguridad y legalidad, dando fe a los hechos. El Notario es el encargado de hacer comprender a las partes firmantes sus derechos y obligaciones, velando a su vez por los derechos de las partes involucradas.

Una vez comprendido el marco jurídico en el que nos encontramos vamos a hablar de las cláusulas adicionales que nos podemos encontrar. Algunas de las más conocidas pueden ser acerca de la permanencia en el inmueble de la parte vendedora, el pago del IBI del año en el que se realice la compraventa o el aplazamiento del precio del inmueble.

Del mismo modo si hubiera cargas anteriores se debe establecer el encargado de su cancelación. En general, son todas aquellas cuestiones de carácter jurídico y fiscal que pueden producirse en una compraventa. Estás cláusulas dan seguridad jurídica, si llegado el caso, alguna parte no cumpliera con su parte, se podría ejecutar judicialmente.

Qué ocurre cuando ya se ha firmado la escritura de compraventa

Una vez realizada la firma cada parte firmante recibirá la correspondiente escritura. Si en un futuro se necesitará copia de está, se podrán solicitar tantas como se necesiten al notario que intervino o a aquel encargado de los protocolos notariales si el notario titular no estuviese en funciones. Estas copias han de ser abonadas y en ningún caso tendrán carácter gratuito.

Los gastos notariales están tasados por arancel mediante Real Decreto y varían dependiendo de cada operación. A su vez hay que abonar los gastos de escrituración, del Registro de la Propiedad, los impuestos directos e indirectos, así como la plusvalía. El vendedor es el encargado de abonar la escritura de compraventa pública y la copia del comprador.

Más información sobre la escritura de la compraventa y la firma de la hipoteca.

Entendemos que pueden parecer muchos gastos para una cosa que a primera vista parece simple. Sin embargo, tienes que valorar qué estás haciendo una inversión para tener transparencia y seguridad de cara al futuro y frente a terceros.