fbpx

Qué es la gestión de aplazamientos y fraccionamientos de deudas de la Agencia Tributaria

Qué es la gestión de aplazamientos y fraccionamientos de deudas de la Agencia Tributaria

Gestión de aplazamientos y fraccionamientos de obligaciones tributarias

Qué es la gestión de aplazamientos y fraccionamientos de deudas de la Agencia Tributaria

En estos momentos nos encontramos ante una situación sin precedentes tanto en los sanitario como en lo económico, como consecuencia de la pandemia ocasionada por la COVID-19, por ello cobra especial importancia tener presente el contenido del artículo 31 de la Constitución Española en su apartado primero:

1. Todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad que, en ningún caso, tendrá alcance confiscatorio.

Con la definición “sostenimiento en función de su capacidad económica”, se refiere a la obligación del pago de todos y cada uno de los impuestos que se generan en función de la actividad, propiedades, negocios, situación familiar y demás elementos personales a lo largo de nuestra vida, y que con su pago permite el mantenimiento de un estado como el nuestro.

Partiendo de esta idea, hay que precisar que el pago de los impuestos no tiene porque llevarse a cabo en un solo momento (presentación de cada impuesto), sino que hay cierto tipos de impuestos que la Agencia Tributaria permite su aplazamiento y fraccionamiento, circunstancia muy importante y que adquiere especial relevancia en los tiempos que nos ha tocado vivir.

En sentido negativo, los impuestos que NO permite la Agencia Tributaria su aplazamiento como norma general:

  • Modelo 111: Retenciones trabajadores y actividades profesionales.
  • Modelo 115: Retenciones arrendamientos urbanos destinados a locales de negocio.
  • Modelo 202: Pago fraccionado impuesto de sociedades.
  • Tasas y la mayoría de impuestos municipales.

En cambio, los impuestos que según la Agencia Tributaria sí podemos aplazar y fraccionar:

  • Modelo 100: (IRPF), declaración renta.
  • Modelo 303: (IVA).
  • Modelo 130: (IRPF), autónomos y profesionales.
  • Modelo 131: (IRPF), autónomos y profesionales en estimación objetiva.
  • Modelo 200: Impuesto sobre sociedades.
  • Modelo 600: En todas sus variantes, TPO, AJD, etc.
  • Impuesto sucesiones y donaciones.
  • Impuesto plusvalía municipal.

¿Cómo y cuándo se puede solicitar el aplazamiento y fraccionamiento de dichos tributos?

Dicha forma de diferimiento en el pago de los tributos se debe llevar a cabo en el momento de su presentación y siempre dentro del período voluntario de pago y presentación.

Junto con la presentación de cada impuesto presentaremos las solicitudes de aplazamientos y fraccionamientos correspondientes. Como su propio nombre indica se trata de solicitudes, en la que indicaremos la fecha de inicio del primer pago, cuantos plazos queremos, número de cuenta bancaria para domiciliación, y motivo de solicitud.

Pasados unos días, recibirás una resolución de la Agencia Tributaria en la que puede denegar la solicitud o bien la puede aceptar determinando los plazos correspondientes, hay que recordar que a las cantidades por las cuales solicitamos aplazamiento y fraccionamiento hay que añadir el interés legal del dinero.

Es una herramienta muy importante en los tiempos actuales que permite obtener liquidez mediante esta formula de pagos aplazados, favoreciendo el desenvolvimiento económico de la empresa en cada caso.

Si es autónomo, profesional o tiene una empresa y necesitas más información al respecto de este tipo de procedimiento, póngase en contacto con nuestro equipo de especialistas y le daremos cita.