fbpx

Blog Sevitia

ACTOS DE COMUNICACIÓN MEDIANTE EL PROCURADOR

COMUNICACIÓN JUDICIAL A TRAVÉS DE PROCURADOR

En Sevitia Equipo Asesor y Juridico somos conscientes del enorme trabajo que hay en los Juzgados de Sevilla y en todas las demarcaciones judiciales. Por ello nos valemos de herramientas procesales para agilizar el procedimiento. Entre nuestros servicios, ofrecemos la posibilidad de requerir mediante la figura del procurador lo que permite recortar drásticamente los plazos procesales.

Los actos de comunicación se realizarán bajo la dirección del LETRADO DE LA ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA bien mediante el cuerpo de auxilio judicial o bien mediante el procurador.

Es en este segundo donde nos vamos a centrar. Todo escrito que dé inicio a un procedimiento judicial deberá solicitar que se realice a través de su procurador. De no ser así, se admitirá a trámite y se realizará a través del Auxilio Judicial.

En la solicitud se deberá designar el domicilio o domicilios del demandado indicando el orden en el  que podrá realizarse con éxito el requerimiento. También podrá designarse como domicilio el lugar donde desarrolle actividad profesional o laboral no ocasional. Si la demanda se dirigiese a una persona jurídica, podrá igualmente señalarse el domicilio de cualquiera que aparezca como administrador, gerente o apoderado de la empresa mercantil, o presidente, miembro o gestor de la Junta de cualquier asociación que apareciese en un Registro oficial.

Autorizados por el letrado de la administración de justicia, se rellenará una diligencia en el domicilio, acreditando bajo su responsabilidad, la identidad y condición del receptor debiendo constar fecha y hora de la notificación realizada.

Una vez en el domicilio e identificado el destinatario/s si se negase a recibir la documentación o no quisiera firmar la diligencia acreditativa de la entrega se le hará saber que queda a su disposición en la oficina judicial, produciéndose el acto de comunicación dejando constancia de lo sucedido en la diligencia.

Si el destinatario no se encontrare en la vivienda podrá efectuar la entrega a cualquier empleado, familiar o persona con la que conviva, mayor de 14 años que se encuentre en ese lugar, advirtiendo al receptor la obligación de su entrega al destinatario.

Si el acto de comunicación se realiza en el lugar de trabajo se efectuará  a cualquier persona que manifieste conocerle o al encargado de recoger documentación.  Si el receptor no fuera el destinatario, igualmente se deberá apuntar su nombre y DNI así como firmar la diligencia.

Si no se hallara a nadie en el domicilio se averiguará si vive allí, si fuera así, se volverá en otro horario y día diferente.

En el supuesto que el destinatario de la notificación no residiera se informará en una diligencia negativa de comunicación. Los horarios para realizar los actos de comunicación se producirán de 8.00 a 22:00 en días hábiles.

Entregada la cédula, el plazo empezará a contar a partir del siguiente día hábil.

En Sevitia, contamos un gran equipo de profesionales del derecho velando siempre por resolver sus problemas y facilitar su vida.