info@sevitia.com
955 188 483 / 644 980 526

Blog Sevitia

Abogado: Más vale prevenir que curar

El refranero español es fecundo y, en no pocas ocasiones, sabio. Uno de los que más éxito tiene es el de que “más vale prevenir que curar”. En el ámbito de la salud, todos hemos interiorizado que a largo plazo es mucho más “rentable” cuidar nuestra dieta, hacer ejercicio moderado e ir a revisiones periódicas, que acudir al mejor de los especialistas cuando estamos enfermos.

En el ámbito legal debería ocurrir algo similar, nos ahorraríamos muchos disgustos, tiempo y dinero si dejásemos de creer que al abogado solo se acude cuando hay un problema grave.

Deberíamos empezar a ir para que nos asesore y que nos evite posibles contratiempos. En definitiva, hay que dejar de ver el acudir a un Abogado como un gasto y empezar a entender que es una inversión en tranquilidad. Nadie ve raro pagar a un odontólogo por acudir a revisiones un par de veces al año, aunque nuestra higiene bucodental sea perfecta. Igual debería pasar con el Abogado, que nos asesore, instruya o revise determinados actos que nos pueden marcar o determinar nuestras vidas o patrimonio puede suponer un pequeño coste hoy, pero una seguridad de cara al futuro.

A continuación, vamos a plantear situaciones en las que una visita al Abogado podría ser de mucha ayuda y por las que normalmente no se acude:

  1. En cuestiones empresariales:
  1. En no pocas ocasiones cuando una persona decide emprender saber en qué forma jurídica hacerlo es un consejo vital. No es lo mismo una actividad en la que haya que adquirir bienes y aportar un capital inicial que una actividad en la que el elemento principal sea el esfuerzo, trabajo o la ciencia del emprendedor. No es lo mismo que vaya a empezar solo que con varios trabajadores. Tampoco es lo mismo que solo sea él o sean varios socios. No será igual que decida arriesgar un determinado capital que todo su patrimonio.

Conocer las repercusiones fiscales que la forma elegida pueden tener, también es importante, o en el caso de estar casado las implicaciones que dicha forma puede tener para el cónyuge.

En definitiva, una visita al Abogado para analizar la mejor forma de comenzar una actividad es un consejo que puede conllevar enormes ventajas para el emprendedor ahorrándole futuros dolores de cabeza y pérdidas de tiempo si tuviera que corregir una mala elección inicial.

  • Consejos sobre instrumentos de financiación y su posible incidencia. En ocasiones vamos a una entidad bancaria buscando algún tipo de financiación y dejamos la labor de asesoramiento en una parte, la cual está interesada. Sin prejuzgar, ni afirmar que el empleado bancario no actúe con la profesionalidad y diligencia que se requiere, es evidente la existencia de un conflicto de intereses. Que un tercero analice la operación y las opciones otorga un plus de tranquilidad y seguridad.
  • En cuestiones personales:
  1. Asesorar a cónyuges o futuros cónyuges sobre qué Régimen Económico Matrimonial se adapta mejor a sus necesidades o la elaboración de uno “ad hoc”.
  • Asesorar a parejas de las repercusiones que tiene contraer matrimonio, sea civil o religioso, constituirse en pareja de hecho o no hacer nada. Repercusiones que pueden ser económicas, fiscales, en relación a los hijos, en bienes como la vivienda, en el ámbito sucesorio.
  • Pensemos ahora en la que quizá sea la decisión económica más importante de una persona o de una familia en su vida. En la compra de una vivienda. Y, ésta, suele ir aparejada de otro negocio muy importante: la constitución de una hipoteca. Piense en los últimos años la cantidad de noticias que se han escuchado en relación a cláusulas abusivas, comisiones, cláusulas suelo…Si se hubiese acudido a un abogado para asesorar sobre las repercusiones de la compra de un piso o la constitución de una hipoteca es posible que algunos de estos efectos perniciosos se hubiesen evitado. La labor del abogado no solo radica en la valoración del perfil del cliente en relación a lo adecuado o no de la compra o de la hipoteca elegida y sí, también, a la explicación de las repercusiones que dichos actos tienen, así como a la exposición de todos los actos, impuestos a pagar.
  • En cuestiones sucesorias:
  1. Asesoramiento para testar, elección de albacea… En no pocas ocasiones familias se han enemistado en un momento tan difícil por la inexistencia de un testamento o porque el existente no se adecua a la ley. Por ello, acudir a un abogado que asesore es una decisión más que interesante.
  • La transmisión de negocios entre miembros de una familia o de bienes muebles o inmuebles tiene una serie de consecuencias fiscales y jurídicas que deben ser analizadas para su valoración.
  • En cuestiones de relación con la Administración:
  1. La viabilidad de recurrir o no multas de tráfico, Hacienda…
  • Relaciones con las distintas Administraciones ya sea para reclamar o realizar algún acto.
  • En cuestiones inmobiliarias:
  1. El asesoramiento a comunidades de propietarios.
    1. La elaboración de contratos de alquiler al arrendador o la revisión del mismo en favor de los arrendatarios.
  • Implicaciones de una reforma: si conlleva peticiones de licencias o permisos al Ayuntamiento, a la comunidad de propietarios, si tiene implicaciones fiscales…

Todo lo que hemos señalado es una mera enumeración ejemplificativa y no cerrada de temas en los que un abogado puede asesorarle antes de que pueda existir un problema. En SEVITIA estamos a su disposición para ayudarle en todas situaciones que hemos descrito y en cualesquiera otras que le surjan.